RELACIÓN ENTRE EL CEREBRO Y EL SISTEMA DIGESTIVO.

relación cerebro y sistema digestivo

¿Conoces la relación entre el cerebro y el sistema digestivo? ¿Sabes cómo evitar algunas enfermedades neurodegenerativas? ¿Qué estás haciendo para mejorar tu dieta diaria y prevenir las enfermedades neurodegenerativas?

A lo largo de este contenido podrás comprender la conexión que existe entre en cerebro y el sistema digestivo, así como reflexionar sobre la importancia de una dieta balanceada como medida preventiva ante determinadas enfermedades del sistema nervioso.

Relación sistema digestivo y cerebro

Durante mucho tiempo se ha ignorado la relación y el papel primordial de los sistemas más importantes del cuerpo humano como son el digestivo y el nervioso, así lo señala Mayer, E. en su libro titulado: Pensar con el estómago, donde indica que la conexión cerebro e intestinos es evidente influyendo en las emociones básicas, respuestas al dolor, relaciones sociales, entre otras.También explica que el aparato digestivo cuenta con su propio sistema nervioso y expone:

...conocido en la jerga médica como el sistema entérico, o SNE, y que en la ciencia divulgativa se denomina a menudo ‘el segundo cerebro’. Este segundo cerebro está formado por entre cincuenta y cien millones de neuronas, la mayoría situadas en la médula espinal.”

Por otro lado, especifica Mayer, E. que las células inmunitarias que habitan en nuestro intestino forman la parte más grande de nuestro sistema inmune. También indica que en las tripas es donde se encuentra la mayor despensa de serotonina, esta molécula de señalización, es de gran importancia en la relación entre el cerebro y el aparato digestivo, la cual, además del desempeño de las funciones digestivas regulares, es fundamental para otras como dormir, el apetito, respuestas del dolor, el humor y el bienestar. Por lo tanto, la importancia del estado de nutrición en el desarrollo del cerebro y en las funciones cognitivas es indiscutible, y de allí la frase: “Eres lo que comes.”

Relación entre el cerebro y sistema digestivo. "Eres lo que comes".

Cuidar la dieta diaria es esencial para mantenernos sanos. Nuestro estado de salud depende de lo que ingerimos a lo largo de nuestra vida. De allí que hoy día muchas enfermedades neurodegenerativas estén en aumento, ya que la ingesta de alimentos procesados está afectando de forma considerable a los seres humanos.

Enfermedades neurodegenerativas

En las enfermedades neurodegenerativas más frecuentes, la inflamación parece ser un síntoma común, responsable de la naturaleza progresiva de la neurodegeneración. Investigadores de la Unidad Funcional de Investigación en Enfermedades Crónicas (UFIEC), junto a sus colaboradores de otras Unidades del ISCIII y del Instituto de Biomedicina de Valencia (CSIC) en España, se ha centrado en la investigación de estos procesos de neurodegeneración asociados a la inflamación del cerebro en modelos murinos (animales de laboratorio), observándose cambios asociados al envejecimiento en células mieloides del cerebro, así como el aumento de moléculas inflamatorias en respuesta a una inflamación sistémica. El objetivo de los actuales tratamientos de las enfermedades neurodegenerativas, es modificar el estado inflamatorio crónico y sus mecanismos de acción.

Enfermedades neurodegenerativas.

Aun cuando las evidencias que sostienen la relación entre dieta y enfermedades neurodegenerativas están en continua evaluación, es innegable la importancia del estado de nutrición en el desarrollo del cerebro y en las funciones cognitivas. A continuación, se mencionan algunas enfermedades neurodegenerativas y sus posibles causas:

Esclerosis Múltiple

La Esclerosis Múltiple es la enfermedad degenerativa autoinmune más frecuente del sistema nervioso central. La causa no es conocida, pero las investigaciones sugieren que existen factores genéticos, inmunológicos y ambientales, como algunos virus, entre otras. Esta enfermedad es más prevalente en poblaciones con una ingesta elevada de grasas saturadas.

Parkinson

La enfermedad de Parkinson es una enfermedad crónica, progresiva y neurodegenerativa. Algunos estudios arrojan que los pacientes afectados por la enfermedad de Parkinson, ingerían mayores cantidades de hidratos de carbono, sobre todo refinados, previamente al inicio de la enfermedad.

...La hipótesis del efecto negativo de la ingesta de carbohidratos sobre el riesgo de EP se corroboró en el estudio prospectivo a 30 años Honolulu-Asia Aging Study, en el que se demostró que los pacientes que desarrollaron Parkinson ingerían mayor cantidad de carbohidratos que el resto de la población antes del inicio de la enfermedad. Esta asociación ha llevado a postular que quizá la ingesta elevada de hidratos de carbono no sólo se debe a un incremento en los requerimientos energéticos, sino que tiene un papel específico no aclarado en el desarrollo de la enfermedad. (R. Burgos Peláez y N. Virgili Casas, p. s/n).

En lo que concierne al consumo de grasas, los pacientes con inclinación a desarrollar la enfermedad de Parkinson, presentan una mayor ingesta de grasa total, grasa saturada y colesterol, 5 años previos al inicio de la enfermedad.

Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer es la causa más frecuente de demencia en la edad adulta y cada año se incrementa en el mundo. Esta se caracteriza por un déficit cognitivo progresivo e irreversible, alteraciones de la conducta que afectan a la memoria, la capacidad de aprendizaje, actividades de la vida diaria y a la calidad de vida. No hay un tratamiento efectivo que detenga la evolución de la enfermedad de Alzheimer. Existen diversos factores de riesgo como la cultura, la dieta, el estilo de vida, el nivel socioeconómico, factores genéticos e incluso traumatismos, que todavía están en discusión.

Una de las razones para el desarrollo de la misma es la ingesta elevada de grasas, especialmente saturadas, mientras que la dieta rica en pescado se asoció con una menor incidencia de todas las formas de demencia, en especial el Alzheimer.

¿Cómo mejorar nuestra dieta?

Relación entre el cerebro y el sistema digestivo. Dieta Mediterranea.

Aun cuando todavía se evalúan resultados y estudios concluyentes acerca de cómo el consumo de algunos alimentos está influyendo en el deterioro cognitivo de los seres humanos, debemos comprender que nuestra salud y su mantenimiento está relacionada, en gran parte, con lo que ingerimos y al cuidado al que sometemos a nuestro cuerpo. Debemos avocarnos a la medicina preventiva, la cual implica aprender a escuchar las señales que el cuerpo arroja, hacer ejercicio, mantener una alimentación equilibrada y saludable, así como estar activos desempeñando un oficio que nos de satisfacción.

R. Burgos Peláez y N. Virgili Casas en su estudio denominado, Papel de la nutrición en la prevención y evolución de las enfermedades Neurodegenerativas indican:

   La importancia del estado de nutrición en el desarrollo del cerebro y en las funciones cognitivas es indiscutible(…)Para el mantenimiento de una función cognitiva óptima parece ser recomendable la preservación de un correcto estado nutricional y además, entre otros factores, la ingesta adecuada pero no excesiva de calorías, el consumo abundante de vitaminas antioxidantes, vitaminas del grupo B y minerales, o también el hecho de realizar dietas moderadas en grasas, especialmente en grasa saturada y colesterol, y ricas en frutas y vegetales.

Cabe agregar, que la dieta Mediterránea contribuye a la protección contra el deterioro cognitivo asociado a la edad. Consumir ácidos grasos monoinsaturados, pescado, cereales, aceite de oliva y vino tinto (mesuradamente) pueden ser efectivos. La elevada capacidad antioxidante de algunos de estos alimentos, puede explicar la baja de casos específicamente en la enfermedad de Alzheimer.

Si deseas leer otros artículos relacionados te invito a consultar el siguiente enlace http://bonvoyage.com.ve/llegue-a-la-tercera-edad/

Referencias

-Burgos, R. y Virgili N. (2009) Papel de la nutrición en la prevención y evolución de las enfermedades Neurodegenerativas. Barcelona, España [Libro en línea] https://www.redalyc.org/pdf/3092/309226754003.pdf

-J Neuroinflammation (2021). La inflamación en el sistema nervioso central se muestra como elemento clave en ciertas enfermedades neurodegenerativas. [Página web en línea] https://www.neurologia.com/noticia/8148/la-inflamacion-en-el-sistema-nervioso-central-se-muestra-como-elemento-clave-en-ciertas-enfermedades-neurodegenerativas

-Mayer, E.(S/F) Pensar con el estómago. Como la relación entre la digestión y el cerebro afecta la salud y el estado de ánimo. https://books.google.es/books id=aAQoDwAAQBAJ&lpg=PT5&ots=aS6D3shPcV&dq=enfermedades%20del%20cerebro%20y%20su%20realcion%20con%20la%20alimentaci%C3%B2n&lr&hl=es&pg=PT13#v=onepage&q=enfermedades

Comentarios