PIRATAS, CORSARIOS Y BUCANEROS EN AMÉRICA: LA VERDAD DETRÁS DE LA LEYENDA

Los piratas en América, durante los siglos XVI al XVIII, fueron un fenómeno complejo que dejaron una huella indeleble en la historia de la región. Este período estuvo marcado por la exploración y colonización europea, y la piratería se convirtió en una respuesta a las tensiones políticas, económicas y sociales de la época.

Conoce la verdad detrás de la leyenda de estos personajes que hicieron historia. Entérate de las diferencias entre los términos bucaneros, cosarios y piratas, así como de las fortalezas construidas en la América colonial para defenderse de tan temidos personajes.

Piratas y corsarios en América

¿Cuál es la verdad detrás de la leyenda de estos personajes que hicieron historia?

Significado del término pirata

Según la Real Academia Española “El término pirata, que utilizamos para referir erróneamente lo relativo al material apócrifo, dista mucho de su raíz etimológica y, por ende, del lenguaje jurídico-penal, pues “proviene de peiraton, que en latín clásico es la transliteración de la voz griega peiratés que en castellano significa aquel que ataca, emprende, prueba o intenta”

Actualmente, de manera simple se le conceptúa como “bandido o ladrón de los mares”, así lo reseña Rafael Estrada, en el Diccionario Pirata. Esta es la clásica referencia a las ideas tradicionales, ya que el pirata es el atacante de una nave con fines lucrativos.

Bandera pirata

Los piratas adoptaron este símbolo para atemorizar a sus víctimas y amenazarles con la muerte, incluso a kilómetros de distancia en alta mar.

Bandera Pirata.

¿Cuál es la diferencia entre los términos bucaneros, corsarios y piratas?

Bucaneros, corsarios y piratas y/o filibusteros (piratas que actuaban en el Mar de la Antillas) son términos que a menudo se usan indistintamente para referirse a los marineros que saqueaban barcos y ciudades en la Edad de Oro de la piratería (siglos XVII y XVIII). Sin embargo, hay algunas diferencias claves entre estos tres grupos.

  • Bucaneros eran marineros que vivían en las islas del Caribe y se dedicaban a la caza de cerdos salvajes. Originalmente, no eran piratas, pero con el tiempo comenzaron a atacar barcos españoles y franceses. Eran conocidos por su ferocidad y su estilo de vida desenfrenado.
  • Corsarios eran marineros que actuaban con una licencia emitida por un gobierno, viajaban bajo la protección de una patente de corso (palabra procedente del latín cursus, carrera), un documento en el que un rey les daba autorización a atacar barcos y enclaves de las potencias enemigas. Se les permitía atacar barcos de países enemigos, pero no barcos de su propio país. Los corsarios eran una parte importante de la estrategia militar de las potencias europeas durante la Edad de Oro de la piratería.
  • Piratas y/o filibusteros eran marineros que saqueaban barcos y ciudades sin autorización de ningún gobierno, eran considerados delincuentes y eran perseguidos por las potencias europeas. Los piratas eran conocidos por su audacia y su estilo de vida aventurero. Estos filibusteros eran a menudo hombres de origen europeo que se habían convertido en piratas por una variedad de razones, como la pobreza, la aventura o la búsqueda de venganza.

En resumen, las principales diferencias entre bucaneros, corsarios y piratas son:

Actividad: Los bucaneros eran cazadores, los corsarios fueron marinos contratados por el gobierno y los piratas eran delincuentes.

Autorización: Los bucaneros y los corsarios tenían autorización para atacar barcos, pero los piratas no.

Área: Los bucaneros operaban principalmente en el Caribe, los corsarios operaban en todo el mundo y los piratas operaban en cualquier lugar.

Reputación: Los bucaneros y los corsarios a menudo eran vistos como héroes, pero los piratas destacaron como villanos.

 ¿Cómo evolucionó la piratería en América?

La presencia de piratas en aguas americanas estaba vinculada principalmente a la expansión del Imperio Español.

Piratas en aguas Americanas.

Siglo XVI: Los primeros piratas en América

Durante el siglo XVI, la presencia de piratas en aguas americanas estaba vinculada principalmente a la expansión del Imperio Español. La ruta de las Indias, por la cual los galeones cargados de riquezas atravesaban el océano Atlántico, se convirtió en un objetivo tentador para corsarios y filibusteros.

Entre los más notorios se encontraba Francis Drake, un corsario inglés que saqueó puertos y barcos españoles en el Caribe y la costa del Pacífico.

La piratería no se limitaba solo a los europeos. También se dio el fenómeno de los bucaneros, piratas franceses y holandeses que se establecieron en la isla de la Tortuga, en el Caribe. Estos corsarios atacaban tanto a los barcos españoles como a los asentamientos costeros, generando un ambiente caótico en la región.

Siglo XVII: La piratería se intensifica

El siglo XVII vio un aumento significativo en la piratería en América. La rivalidad entre las potencias europeas, especialmente entre Inglaterra, Francia, España y los Países Bajos, contribuyó al fenómeno. La piratería se convirtió en una herramienta de guerra no oficial, utilizada para debilitar a los competidores y socavar su influencia en el Nuevo Mundo.

El surgimiento de personajes legendarios como Henry Morgan, un corsario inglés que se convirtió en gobernador de Jamaica, ejemplifica la complejidad de la piratería en este período. Morgan lideró incursiones exitosas contra ciudades y puertos españoles, respaldado tácitamente por su gobierno. Esta ambigüedad en la relación entre los estados y los piratas marcó gran parte de la piratería en el siglo XVII.

Siglo XVIII: El declive de la piratería

A medida que avanzaba el siglo XVIII, la piratería en América experimentó un declive gradual. Varios factores contribuyeron a esta disminución, entre ellos, los esfuerzos de las potencias europeas para controlar y regular sus colonias. Se establecieron patrullas navales más efectivas, y la caza de piratas se intensificó.

El Tratado de Utrecht en 1713 y el Tratado de París en 1763 marcaron el fin de las guerras entre las principales potencias europeas y tuvieron un impacto significativo en la piratería. Estos acuerdos redefinieron las fronteras coloniales y cambiaron las dinámicas geopolíticas en América, reduciendo las oportunidades para los piratas.

Piratas más resaltantes de esta época

Francis Drake (1540-1596):

Corsario y explorador inglés recordado por sus incursiones en las costas del Caribe y del Pacífico. Conocido por haber realizado el segundo viaje alrededor del mundo y por sus ataques a los galeones españoles en la ruta de las Indias.

Portador de especias y tesoros saqueados a los españoles, Francis Drake recibió de manos de la reina Isabel I el título de sir en una ceremonia celebrada a bordo del Golden Hind. También se le llegó a nombrar alcalde en 1581 y fue miembro del Parlamento en 1584 y 1585.

Francis Drake.  Corsario y explorador inglés.

Francis Drake. Corsario y explorador inglés.

Henry Morgan (1635-1688):

Fue un pirata, corsario y militar galés que vivió entre 1635 y 1688. Nació en Llanrumney, Gales, y se trasladó a la isla de Jamaica en 1655, durante la Guerra de los Siete Años.

En Jamaica, Morgan se unió a la Compañía de los Bucaneros, una organización de piratas y corsarios que operaba en el Caribe. Bajo el mando de Morgan, la compañía realizó una serie de ataques exitosos contra las posesiones españolas en la región, incluyendo la captura de Portobelo en 1668 y Panamá en 1671.

Los ataques de Henry Morgan a las posesiones españolas fueron reconocidos por la Corona británica, que los vio como una forma de debilitar a su rival en el Caribe. En 1674, fue nombrado caballero y vicegobernador de Jamaica.

Morgan murió en Jamaica en 1688 y se considera uno de los piratas más famosos de la historia, su vida ha servido para la creación de numerosas obras de literatura y cine.

Henry Morgan. Fue un pirata, corsario y militar galés.

Henry Morgan.  Fue un pirata, corsario y militar galés.

Anne Bonny (1702-después de 1720):

Fue una pirata irlandesa que operó en el Caribe durante los primeros años del siglo XVIII. Nació en Cork, Irlanda, en 1702, hija de un comerciante y una sirvienta. Se casó a los 16 años con un hombre llamado James Bonny, pero el matrimonio fue infeliz. Anne se escapó de su marido y se unió a una banda de piratas dirigida por Jack Rackham, también conocido como «Calico Jack».

Bonny era una pirata feroz y hábil. Se dice que era una excelente tiradora y que no tenía miedo de pelear. También conocida por su belleza y su personalidad carismática, era una mujer muy atractiva, con cabello negro y ojos azules.

En 1720, Rackham y su tripulación fueron capturados por la Marina Real Británica. Bonny y otra pirata llamada Mary Read fueron acusadas de piratería y condenadas a muerte. Sin embargo, Bonny pudo evitar la ejecución alegando que estaba embarazada.

El destino de Bonny después de su juicio es desconocido. Algunas fuentes afirman que murió en la cárcel, mientras que otras sugieren que pudo escapar y vivir el resto de su vida en libertad. Su historia ha sido contada en libros, películas y videojuegos. Es un símbolo de la fuerza y la independencia de las mujeres.

Anne Bonny.  Fue una pirata irlandesa que operó en el Caribe durante los primeros años del siglo XVIII.

Anne Bonny. Fue una pirata irlandesa que operó en el Caribe durante los primeros años del siglo XVIII.

Barbanegra (1680-1718):

También conocido como Edward Thatch, fue un pirata inglés que operó en el Caribe y la costa este de las colonias británicas de Norteamérica a principios del siglo XVIII. Se considera uno de los piratas más famosos de la historia.

Nació en Bristol, Inglaterra, alrededor de 1680. Se desconoce la historia de sus primeros años de vida, pero se cree que se unió a la tripulación de un barco pirata en algún momento de la década de 1710. En 1717, se convirtió en capitán de su propio barco, el Queen Anne’s Revenge, un barco de guerra francés capturado.

Barbanegra es conocido por ser un pirata feroz y temido. Se dice que llevaba una barba negra larga y enmarañada, que en ocasiones prendía fuego para intimidar a sus enemigos. Resalta por su crueldad y se dice que torturaba y asesinaba a sus prisioneros sin remordimientos.

Atacó y saqueó numerosos barcos mercantes a lo largo de su carrera. También atacó a algunas ciudades costeras, como Charleston, Carolina del Sur. En 1718, la Marina Real Británica lanzó una campaña para capturarlo. El 22 de noviembre de 1718, el capitán Robert Maynard de la Marina Real emboscó a Barbanegra y su tripulación. En la batalla siguiente, fue asesinado.

Hasta hoy es un personaje legendario, representado en numerosas obras de ficción, como libros, películas y videojuegos. Es un símbolo del pirata ideal: feroz, temido y audaz.

Barbanegra. También conocido como Edward Thatch, fue un pirata inglés que operó en el Caribe y la costa este de las colonias británicas de Norteamérica a principios del siglo XVIII.

Barbanegra. También conocido como Edward Thatch, fue un pirata inglés que operó en el Caribe y la costa este de las colonias británicas de Norteamérica a principios del siglo XVIII.

Estos piratas contribuyeron de manera significativa al folclore y la historia de la piratería en América, dejando un legado que aún captura la imaginación popular en la actualidad. Su vida aventurera y sus incursiones audaces han perdurado a lo largo de los siglos, contribuyendo a la rica y compleja narrativa de la piratería en la región.

Algunos Castillos y Fortalezas construidos en América para la defensa de los ataques piratas y enemigos

Durante la era colonial, las potencias europeas que controlaban América construyeron una serie de fortalezas para defenderse de los piratas. Estas fortalezas se encontraban ubicadas en lugares estratégicos, como puertos, costas y estrechos. A continuación ayunos de ellos:

  • Castillo de San Felipe del Morro en San Juan, Puerto Rico. Construido por los españoles en el siglo XVI y es una de las más grandes y mejor conservadas de América.
Castillo de San Felipe del Morro. San Juan, Puerto Rico. Construcciones para la defensa de los piratas.

Castillo de San Felipe del Morro. San Juan, Puerto Rico.

  • Castillo de San Diego de Acapulco en Acapulco, México. Construido por los españoles en el siglo XVII y fue un importante punto de defensa contra los piratas que atacaban los barcos que navegaban por el Pacífico.

Castillo de San Diego de Acapulco, Acapulco, México.

Castillo de San Diego de Acapulco, Acapulco, México. Construcciones para la defensa de los piratas.

  • Castillo de San Juan de Ulúa en Veracruz, México. Construido por los españoles en el siglo XVI y es una de las más importantes fortalezas de América. Protegía el acceso al Golfo de México y fue escenario de numerosos ataques piratas.
Castillo de San Juan de Ulúa. Veracruz, México. Construcciones para la defensa de los piratas.

Castillo de San Juan de Ulúa. Veracruz, México.

  • Castillo de la Real Fuerza en Cartagena de Indias, Colombia. Construido por los españoles en el siglo XVII y es una de las más grandes y mejor conservadas fortalezas de América. Protegía el acceso al Mar Caribe y fue un importante punto de defensa contra los piratas que atacaban las ciudades costeras.

Castillo de la Real Fuerza en Cartagena de Indias, Colombia.

Castillo de la Real Fuerza en Cartagena de Indias, Colombia. Construcciones para la defensa de los piratas.

  • Castillo de San Felipe en Puerto Cabello, en Carabobo, Venezuela. Fortaleza española del siglo XVII y considerado uno de los más grandes y mejor conservados de Venezuela. Protegía el acceso al Golfo de Venezuela y fue escenario de numerosos ataques piratas.
Castillo de San Felipe en Puerto Cabello. Carabobo, Venezuela. Construcciones para la defensa de los piratas.

Castillo de San Felipe en Puerto Cabello. Carabobo, Venezuela.

  • Castillo de San Carlos de Borromeo en la Isla de Margarita en Nueva Esparta, Venezuela. Construido por los españoles en el siglo XVII y es una de las fortalezas más importantes de Venezuela. Protegía el acceso al Mar Caribe y fue escenario de numerosos ataques piratas.

Castillo de San Carlos de Borromeo en la Isla de Margarita, Nueva Esparta, Venezuela.

Castillo de San Carlos de Borromeo en la Isla de Margarita, Nueva Esparta, Venezuela. Construcciones para la defensa de los piratas.

Materiales utilizados en la construcción de Fortalezas

Las fortalezas se construyeron con diversos materiales, incluyendo piedra, ladrillo y madera. Estaban equipadas con armas de fuego, como cañones y mosquetes, para defenderse de los ataques piratas. Las fortalezas también contaban con soldados y marineros para su defensa.

Ingeniería Militar en Cartagena de Indias. Construcciones para la defensa de los piratas

Ingeniería Militar en Cartagena de Indias.

Las fortalezas desempeñaron un papel importante en la protección de los territorios coloniales de las potencias europeas de los ataques piratas. Ayudaron a mantener el orden y la seguridad en las colonias y contribuyeron a la expansión del comercio y el desarrollo económico.

Puedes disfrutar de otros artículos similares como Patrimonio Histórico Cultural de Capacho Nuevo Patrimonio Natural y Cultural Mundial. en Bon Voyage, tú revista virtual.

Referencias

-Real Academia Española, Diccionario de la lengua española (voz “Pirata”), 21ª ed., Espasa-Calpe, Madrid, 1992, pp. 1610.

-Estrada, Rafael, Diccionario Pirata, Publicación independiente, España, 2011

Recibe las últimas publicaciones en tu correo

Al enviar tu correo, aceptas nuestra política de privacidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: